Blog
21 November 2016
deporte gimansio
UNA CORRECTA RESPIRACIÓN MEJORA TU CARDIO

La alteración del ciclo respiratorio ante una exigencia física mayor -sesión de entrenamiento-, en quien no está acostumbrado, conlleva una reducción de la captación del oxígeno que en ultimas se traduce en fatiga muscular.

Lo primero es que, ante todo, debe promoverse un flujo permanente de aire durante la actividad física:

¡No se debe contener la respiración… esto es lo que debes evitar!

Los profesionales de Sportlife recomiendan que es importante para los usuarios de todos los niveles, especialmente para los nuevos ya que el manejo correcto de la respiración podría tardar un tiempo para aprenderse.

La respiración es susceptible de entrenarse: así como en cualquier movimiento muscular, una persona entrenada desde el punto de vista respiratorio, conseguirá hacer que ingrese mayor cantidad de aire en una sola inspiración, logrando a la vez que sus músculos respiratorios no se fatiguen o lo hagan en menor medida: diafragma, intercostales, escalenos y abdominales.

Es normal jadear cuando estamos cansados, sin embargo, se sabe que, en deportistas principiantes, la aparición precoz del cansancio se relaciona sobre todo con la fatiga de los músculos respiratorios.

Concluimos que lo primero que se debe promover es que el participante respire mientras entrena, de la manera las fluida posible y sin incurrir en inspiraciones muy profundas: conforme el ejercicio se va haciendo intenso, será necesario incrementar la profundidad. Una vez se asegura un flujo de aire permanente, podremos perfeccionar la técnica y entrenar la respiración para obtener mejores resultados.